11 Visualizaciones

Nuestro primer podcast del mes de febrero fue titulado “Una mirada humana sobre la migración” y por nos acompañó Emilio Useche quien es politólogo, investigador y coordinador del Proyecto Huellas en el Sur, luego de haber realizado un recorrido de 28 meses por América Latina haciendo una investigación etnográfica enfocada en el fenómeno de la migración venezolana.

Useche afirma que la “migración es un negocio y el migrante es una mercancía” sosteniendo que tanto ACNUR como la ONU desde sus informes manifiestan cifras que no son reconocidas por el régimen nacional. Para el investigador hay “una guerra de datos” que se acerca a los cinco millones de migrantes, sin embargo, no hay datos exactos.

Seguidamente el especialista conversó con nosotros sobre las políticas “parche” aquellas relacionadas con el tratamiento que le dan los gobiernos internacionales a la migración venezolana en cada país de Latinoamérica haciendo referencia por ejemplo a “Argentina que con este gobierno de turno está tratando a los venezolanos de una forma y con Macri los ha tratado de otra”, también hizo referencia al caso chileno, asegurando que con Piñera los venezolanos eran bienvenidos, mientras que en la actualidad su frontera permanece cerrada.

A pesar de que Venezuela vive un dinámico proceso migratorio producto de la compleja crisis que sufre el país, se trata de una realidad que también formó parte del proceso de desarrollo de los colombianos, guyaneses y trinitarios, según comenta el investigador.

Es por ello que el enfoque de la investigación se sustenta en la humanidad, frente a los intereses de las naciones y su deseo de regulación, quiénes muchas veces al no poder ofrecer los servicios básicos a los habitantes de sus naciones se dedican a denominar a los migrantes como delincuentes, profundiza Useche.

A raíz de esta investigación el coordinador del proyecto “Huellas en el Sur” ha planteado una propuesta de protocolo regional de atención integral al migrante que abarca desde San Antonio del Táchira (Venezuela), hasta Santiago de Chile por ser denominado “el destino en el imaginario venezolano”. De tal manara, que se pueda articular la gestión de acciones en conjunto con organismos de competencias migratorias con tareas focalizadas en la atención humanitaria para facilitar la coordinación de políticas entre estados, y sacar provecho de los mecanismos multilaterales, los convenios y las leyes de migración internacional a favor de aquellos migrantes que hacen una ruta a pie por América Latina.

Ciertamente el grupo de Lima ha ejercido una presión diplomática desconociendo al gobierno de Maduro, pero, “más que ello debería enfocarse en dar soluciones a la migración” afirmó el especialista, porque desconocerlo solo complica la situación, ya que las competencias relacionadas a políticas migratorias pertenecen a los Estados, y no a las alcaldías o entes regionales, por lo tanto “si no hay acuerdos en la comunidad internacional seguirá aconteciendo lo que hasta ahora, Maduro se fortalece justificándose con las sanciones como un ataque imperialista”, afirmó Useche.

Dando respuesta a algunas posiciones radicales de colegas internacionales, el politólogo aseguró que sacar a Maduro del poder no es problema de fondo, por lo tanto, “más sanciones implican, menos plata en el país, entonces la gente empieza a huir de su propio país”.

Según Useche, la solución es articular políticas haciendo referencia al gobierno interino de Guaidó que no tiene las competencias para esta tarea porque de los 193 estados en el mundo, solo le apoya 60, en consecuencia, haciendo una reflexión basada en su investigación nuestro invitado afirmó que “lo que necesita el migrante no es plata, lo que necesita es que le digan cómo acceder a su identidad en un país ajeno a él, después este hará lo que ha hecho los últimos años, trabajar para conseguir hacer los pagos de sus documentos”.

Por lo tanto para Useche “hasta que no haya una voluntad desde lo humano, no una enfocada en romanticismos, y no desde el poder, difícilmente vamos a resolver lo de interés para los migrantes”.

En conclusión, el invitado hizo énfasis en la necesidad de ver al migrante y el fenómeno de la migración con un enfoque humano para “ver a todos los migrantes como uno de los tantos vulnerados por los sistemas políticos en el mundo”.