167 Visualizaciones

Con la responsabilidad que siempre nos ha caracterizado, quiero comenzar diciendo que nuestra Venezuela, para salir de su crisis, requiere un pacto multilateral, porque de seguir como estamos, iremos rumbo a la quiebra del Estado venezolano.

Nuestra primera preocupación tiene que ver con la salud. Para nadie es un secreto que el sistema sanitario no ha mejorado en lo más mínimo, que a la fecha tenemos más casos activos que en marzo de 2019 en el país, pero además en este momento hay mayor probabilidad de contagio, al punto que en días recientes se ha batido récords de casos y de muertes diarias a nivel mundial.

Al momento de escribir este artículo comienza una nueva semana radical, sin embargo nuestra invitación es a que nos cuidemos, y por ende, nuestra recomendación va dirigida, por un lado a respetar las normas sanitarias, el distanciamiento social y el uso de mascarillas correctamente, y por otro lado al Estado a ser más responsable y tener claro que el primer instrumento para combatir el virus, es la verdad. Urge desarrollar una campaña de concientización. La bioseguridad no es un juego ni un esnobismo, constituye la diferencia entre vivir o morir.

Es preciso recalcar, que para vacunar a todos los venezolanos, el costo es tres veces más de lo que representa el presupuesto de todo el año del Ministerio de la Salud.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez, recién anunció que suscribieron un contrato con Rusia para comprar 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, eso alcanza apenas para 5 millones de venezolanos.

Nosotros queremos ratificar desde Unidad Visión Venezuela nuestra disposición a que nos reciban en el Consejo de Estado y poder hacerle nuestras propuestas en los distintos ámbitos; el gobierno debe escuchar y dejarse ayudar, ya que este es un tema de interés nacional, no político. Es urgente poder darle respuesta a la mayoría de los venezolanos, a ese clamor de tener mejores servicios, seguridad social y alimentaria, en fin, mejor calidad de vida, y eso solo es posible mediante un gran acuerdo nacional.

Es perentorio atajar la crisis en todos los aspectos; hay escasez aguda de gasoil en el Occidente del país, con lo que se pudiera paralizar la flota de camiones de carga, de autogeneración eléctrica privada y de la maquinaria agrícola.

La crisis de gasoil es infinitamente más trascendente que la de la gasolina. Ya que del gasoil depende casi la totalidad de la maquinaria agrícola, así como el 90% del transporte de carga, la autogeneración eléctrica, las actividades industriales y de procesamiento, así como el transporte público.

En resumen, sin gasoil no hay actividad económica. Así se lo hicimos saber al vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami, por quien esperamos también poder ser recibidos a la brevedad.

Para nosotros, la gente es lo primero, por ello hemos dejado a un lado las diferencias políticas y presentado ante las distintas autoridades que tienen los recursos y el poder para llevar a cabo nuestras propuestas, que hemos venido estudiando y formulando con total desprendimiento por el bien de nuestro pueblo y de esa Venezuela que quiere crecer, desarrollarse, mejorar su calidad de vida, que quiere innovar. Ese país que está trabajando en producir valor, en generar bienestar, que se cansó de esperar soluciones políticas mágicas, y por el que nosotros apostamos sea la Venezuela del futuro. Lamentablemente hasta ahora, el gobierno no nos ha escuchado, obviando soluciones para sacar al país adelante.

Omar Ávila es diputado de la Asamblea Nacional y secretario general de la organización Unidad Visión Venezuela.

Unión por Venezuela es un espacio plural e independiente, donde promovemos el debate de diferentes ideas, por tal motivo compartimos múltiples análisis y opiniones, que no necesariamente representan nuestra postura oficial.