229 Visualizaciones

Hace unos meses, cuando aún no comenzaba la cuarentena con el obligatorio y necesario distanciamiento físico, iba yo a pasar una calle en Caracas, y sentí que alguien agarraba mi brazo. Me asusté, pero cuando vi la mano, delgada y huesuda, y el rostro, un anciano, le escuche su clamor: “Me da miedo pasar la calle, ¿me puede ayudar?” Como se que hay más gente buena que mala, accedí a su pedido y le ayudé, cosa que agradeció con su mirada.

La calle es un lugar en donde se puede agredir al “otro”: insultar, pelear, robar al descuidado… pero donde también hay mil maneras de cooperar con el otro, porque es obvio que los seres humanos nos necesitamos. Y esa necesidad del otro, desde lo más pequeño, como la anécdota descrita hasta la imperiosa necesidad mundial para enfrentar situaciones globales, se ha puesto de manifestó en esta pandemia.

Frente “al otro”, nos recuerda el periodista polaco (1932 – 2007), en su hermoso libro Encuentro con el otro (2006), en la historia vemos 3 alternativas:

Primero, podemos aislarnos. Los grupos humanos se atrincheran, se alejan de otros grupos. En esta alternativa se han construido murallas…(…).

La segunda alternativa, atacar: el otro como enemigo que hay que atacar… La historia está llena de guerras, las tribales, las civiles, entre hermanos de un mismo país. Las mundiales… En esa opción, nadie gana, digo yo, sólo los vendedores de armas. Las secuelas de cualquier guerra son terribles, víctimas de lado y lado.

Pero hay una tercera alternativa: la cooperación (citar a Kapusinski).

Me voy a detener en esta tercera alternativa, la más sabia, la más sensata, incluso la que entra en ese “egoísmo legítimo” perfectamente legítimo: yo ayudo y me ayudo a mí misma. Incluso diría yo, la que nos manda la Ley de Dios: amar al prójimo como a ti mismo.

Luisa Pernalete es educadora y defensora de derechos humanos con 45 años de trabajo en el Movimiento de Educación y Promoción Popular Fe y Alegría. En los últimos 10 años su trabajo se enfocado en la cultura de paz y convivencia ciudadana.

Unión por Venezuela es un espacio plural e independiente, donde promovemos el debate de diferentes ideas, por tal motivo compartimos múltiples análisis y opiniones, que no necesariamente representan nuestra postura oficial.